Make your own free website on Tripod.com
Luis E. Heysen Inchaustegui

Legado de un Combatiente
por la Justicia y Libertad

El  << Cuco >>
Heysen en su Centenario

Nació en Chiclayo el 13 de Julio de 1903, primogénito del matrimonio del inmigrante maestro alemán Louis Heysen Voss con la dama chiclayana Clorinda Incháustegui Quiñones. A sus cinco años murió su padre, forjándose su responsabilidad y su carácter como primer hombre de la casa. Estudió en el Colegio Nacional San José de Chiclayo donde culmina su secundaria becado en 1921.

             En 1922 viaja por primera vez a Lima donde ingresó a la Escuela de Agronomía - hoy Universidad Nacional Agraria. Ese mismo año conoció a Haya de la Torre compartiendo inquietudes y propuestas estudiantiles y políticas y entablando una firme amistad. En los históricos sucesos del 23 de Mayo de 1923 contra la tiranía de Leguía que forjaron la alianza obrero-estudiantil, estuvo al lado de Haya, teniendo destacada participación. En 1924, detenido en la Intendencia y en huelga de hambre fue deportado a Chile, de donde siguió a la Argentina, incorporándose a la Facultad de Agronomía de la Universidad de La Plata y siendo elegido en 1926 Presidente de la Federación Universitaria.

             Haya de la Torre escribió desde Oxford al iniciar su Mensaje a la juventud de La Plata publicado en "La Reforma Universitaria", tomo V, 1927:

 "Queridos compañeros estudiantes de La Plata:

            Desde la elección de Luis E. Heysen para la presidencia de la Federación Universitaria de La Plata, tuve el deseo de escribirles para felicitarles, excluyendo la circunstancia de ser Heysen un compañero de lucha y de destierro, por la práctica demostración de solidaridad latinoamericana que habían dado con esa designación. Aunque sea tarde, insisto en este punto porque si bien Luis Heysen es muchacho de extraordinarias condiciones, la elección de ustedes significaba no sólo un tributo al individuo sino un homenaje simbólico a la juventud estudiantil peruana cuyas vanguardias han sido despiadadamente castigadas por el terror reaccionario que desde Mayo de 1923 ensangrienta al Perú sacrificando obreros, estudiantes, campesinos e intelectuales."

 Heysen culmina sus estudios graduándose de Ingeniero Agrónomo con la tesis "Presente y Porvenir del Agro Argentino - laureada y publicada por la Universidad de La Plata. En 1928 viaja a París donde estudió Sociología en la ya prestigiosa Universidad "La Sorbona" y fue Secretario General de la Célula Aprista y del Centro de Estudios Antimperialistas. En 1929 viajó a Alemania donde se encontró con Haya de la Torre y compartió con él la amistad con el sabio Albert Einstein famoso ya por la teoría de la relatividad que Haya magistralmente adaptaría a la filosofía a través de la Tesis del Espacio - Tiempo Histórico.

             Retorna al Perú en 1931 y participa activamente en la gesta y acción del Partido Aprista Peruano, así como en la campaña electoral que llevaría a su elección como Representante por Lambayeque al Congreso Constituyente.

            El mismo Víctor Raúl, al despedirse de Chiclayo en Julio de 1931 pronunció:

             "¡Adiós, pues, compañeros de Chiclayo! ¡Mi despedida emocionada, pero mi llamamiento absolutamente claro! Necesitamos la contribución de todos. La labor de la obra inmediata de nuestro partido exige - lo repito mil veces - sacrificio, esfuerzo, decisión, desinterés, ofrecer a cada uno lecciones individuales y rendición sistemática de todas las fuerzas de la colectividad.

            ¡Adiós, pues, amigos y continuad en la obra! Ya vendrán otros emisarios del Partido. Ya vendrá Heysen, que es uno de los voceros del Partido Aprista Peruano, que a los veintiún años marchó al exilio. Y cuando vuelva Heysen, que será cuando yo esté muy lejos de aquí, no os olvidéis que viene después de siete años de destierro; que tenía diecinueve años cuando lo vi de frente, tranquilo en medio de las balas, el 23 de Mayo de 1923. No os olvidéis que a su admirable valor moral, aúna una superioridad y una sencillez de hombre grande. No os olvidéis que en Luis Heysen ya no viene sólo el muchacho sencillo, valiente y honesto; vuelve el hombre preparado con conocimientos de verdadero estadista, con los que ha asombrado a los círculos intelectuales de la Argentina, con una admirable tesis sobre los problemas agrarios de esa República."

             Desatada la violenta persecusión de Sánchez Cerro contra el Apra y consumado el desafuero de los Constituyentes apristas, Heysen logró eludir todo cerco y no pudo ser preso, ni desterrado como si lo fueron sus demás compañeros. Desde entonces fue líder de la clandestinidad del Partido y arrostrando mil peligros enfrentó a las dictaduras de turno como lo había hecho antes contra Leguía. Por sus hazañas en la lucha clandestina fue considerado como un líder legendario. Perseguido siempre, mas nunca habido, vivió así hasta Mayo de 1945 en que el aprismo reconquistó la legalidad.

 Sobre él, Manuel Seoane escribió en la revista Claridad de Buenos Aires en 1938:

             "HEYSEN tiene más anécdotas que libros o folletos o discursos. Los amigos olvidan que es ingeniero, pero recuerdan su apodo, "El Cuco". Esto significa que su contribución vital es mayor que su aporte especulativo. Pero lo mayor no es siempre lo mejor. Y en el caso de Heysen ocurre precisamente así.

            Tiene fama justificada de valiente, de temerario, de conspirador. Posee una audacia inverosímil para esconderse, burlar la persecusión, cumplir propósitos difíciles: anécdotas. En cambio la gente olvida su capacidad real de doctrinario, sus posibilidades analíticas, su conocimiento veraz de nuestros problemas."

            "Sin embargo, ahí está lo mejor de Heysen. He tenido la suerte de conversar con él en horas difíciles y tensas, cargadas de futuro. Y he advertido siempre que "El Cuco" posee una serenidad y visión extraordinarias. Pasta de político hondo, que caracteriza la anécdota pero no descuida la pulpa. Porque la revolución, en su raíz misma, extendida sobre el espacio y el tiempo, es capacidad técnica para transformar un régimen social columbrándolo panorámicamente y dominándolo en todos sus aspectos. Comprensión filosófica. Comprensión política. Comprensión económica. Sin esto hay revoltoso, pero no revolucionario.

             Heysen es un hombre integral para su misión. La anécdota lo cubre de una gloria barata que es sin duda inferior a la que le corresponde por aquello que escapa a la anécdota y a toda mesuración; que es como las manos del timonel de un barco, que no pueden contarse con reloj ni están sujetas a salario."

             En las elecciones de 1945 fue elegido Senador por Lambayeque, su departamento natal. Al año siguiente contrajo matrimonio con Angélica Zegarra Russo de familia chiclayana, hija de un buen amigo de Víctor Raúl. Declarado el Partido "fuera de la Ley" por Bustamante y Rivero después de los sucesos del 3 de Octubre de 1948, Heysen fue apresado - a pesar de su inmunidad parlamentaria - y al igual que otros Senadores y Diputados, condenado por una Corte Militar a tres años de prisión durante la dictadura de Odría. Cumplida su condena fue deportado a la Argentina donde trabajó como consultor de economía del Ministerio de Hacienda. Un año más tarde se trasladó a Puerto Rico donde laboró como asesor en economía agraria del Ministerio de Agricultura.

             Contratado en 1953 por Naciones Unidas para trabajar en la FAO en México, viaja a ese país donde se reúne con su familia y radica hasta 1957. Aprobada la amnistía para los perseguidos políticos por el nuevo régimen democrático, Heysen vuelve a la patria y se desempeña como asesor de estudios técnicos del Ministerio de Agricultura y como catedrático de economía agraria en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y de sociología en la Filial de la Universidad Comunal del Centro que sería punto de partida para la actual Universidad Nacional Federico Villarreal.

             Continúa Heysen en todo momento su trabajo político partidario con Haya de la Torre y los líderes de la generación fundadora del aprismo. Fue elegido nuevamente Senador por Lambayeque en las elecciones de 1962 anuladas por el golpe militar y otra vez más en las elecciones de 1963, desempeñándose como tal hasta Octubre 1968 en que el golpe militar de Velasco Alvarado irrumpió en la vida democrática de la República. Alternó entonces la vida partidaria con la labor docente universitaria, llegando a ser Decano de la Facultad de Ciencias Administrativas y Rector de la Universidad Nacional Federico Villarreal. Como masón fraterno, estudioso y dedicado iniciado en 1933 alcanza en este período la culminación de su carrera llegando a ser elegido por tres veces consecutivas Gran Maestre de la Gran Logia del Perú entre 1966 y 1972.

             Convocadas las elecciones para la Asamblea Constituyente, ocupó en 1978 una vez más por voluntad popular una curul, teniendo destacada participación en la elaboración de la Constitución de 1979 que presidió Víctor Raúl y que significó el surgimiento a la vida política de Alan García.

             La salida del régimen militar de Morales Bermúdez hacia la democracia, encuentra a Heysen siempre en la lucha política y, a pesar de penosa enfermedad, activa y postula nuevamente al Senado de la República. La muerte lo alcanza finalmente a los 76 años, el 16 de Mayo de 1980, dos días antes de la elección que lo hubiera hecho por tercera vez Senador y por quinta vez parlamentario. Culmina así una de las vidas más tenaces comprometidas en la lucha combatiente por la justicia y la libertad.

 LHZ.

Por:
Luis G. Heysen
_______________________________________
- Actual Congresista de la
   Republica
- Miembro de la Comision de
   Economia del Congreso
_______________________________________